Alimentación y dieta para prevenir las varices

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Foto de alimentación para prevenir las varices

Las varices son un problema severo que afecta a gran parte de la población general adulta, pero sobre todo a las mujeres (en una relación aproximada de 4 a 1), quienes poseen un mayor número de factores de riesgo que los hombres. La estética de las piernas se suele ver afectada por las venas varicosas en mayor o menor medida, sin mencionar todos los problemas de salud que estas suelen acarrear con el paso del tiempo. Es por esto que vale la pena tomar en cuenta algunos consejos que ayuden a prevenirlas, en especial los referentes a la alimentación. Una dieta balanceada y rica en alimentos que favorezcan la circulación o que ayuden a prevenir la aparición de obstáculos en las venas, puede ser de gran ayuda en el tratamiento de los trastornos vasculares de este tipo.

Legumbres, verduras y hortalizas para prevenir las varices

Alimentos beneficiosos para las varices

Pescados azules, aceites de semillas vegetales (girasol, maíz, soja,… etc.) y frutos secos: ¿Qué tienen todos en común? Pues que contienen grasas poliinsaturadas que poseen la capacidad de disminuir la viscosidad de la sangre y por ende favorecen el flujo sanguíneo. Estos alimentos además son ricos en ácidos grasos, omega 3 y 6, los conocidos como “colesterol bueno” que reducen la posibilidad de que el “colesterol malo” se reúna alrededor de las arterias, formando sedimentos en las paredes de los vasos sanguíneos.

Legumbres, verduras, hortalizas, frutas frescas, levadura de cerveza y cereales integrales: Resulta muy beneficioso incluir en la dieta básica alimentos como estos que muy ricos en potasio y antioxidantes. Las propiedades del potasio ayudan a eliminar el líquido del cuerpo, mientras que los antioxidantes lo protegen frente a la acción de los radicales libres, que son sustancias responsables del debilitamiento de las venas y las paredes de arterias.

Ejemplo de alimentos vegetales con fibra para prevenir varices

Alimentos vegetales que contienen fibra: La fibra que se encuentra contenida en muchos alimentos vegetales, también favorece la circulación sanguínea del cuerpo. Estos poseen la capacidad de filtrar en los intestinos sustancias como el colesterol y las grasas, evitando así su absorción en la sangre. Con este fin se recomienda tomar mayormente crudas las frutas y las hortalizas, para absorber mejor la fibra que poseen. Cuando se consumen fuera de las comidas se asimilan también mejor las vitaminas y la fibra ejerce una acción limpiadora sobre el cuerpo.

Durazno: Se ha demostrado que la citrulina presente en el durazno es muy útil para relajar los vasos sanguíneos y por tanto mejorar la circulación de la sangre.

Castaño de Indias: Las semillas que se obtienen de este árbol son utilizadas por sus flavonoides para tratar problemas de varices y problemas vasculares en general. Esto es debido a que el ingrediente activo que poseen estas semillas fortalece las paredes de los vasos sanguíneos más pequeños, evitando así inflamaciones y dolores.

Sal marina sin refinar: Para cocinar los alimentos se recomienda la sal marina sin refinar, ya que es considerada un mineral completo con muchas propiedades beneficiosas para el equilibrio del cuerpo.

Foto de aceite de oliva para prevenir las varices

Aceite de oliva virgen extra: El aceite de oliva virgen extra que se obtiene por presión en frío tiene unas propiedades excelentes, ya que contiene vitamina E y K que ayudan a la coagulación de la sangre. Para que no desaparezcan sus propiedades se recomienda usarlo de manera natural, sin freírlo o utilizarlo en algún otro tipo de cocción.

Miel: La miel, también en su forma natural, es muy recomendable incluirla en la dieta de una persona con problemas circulatorios. También se puede utilizar como un sustituto más sano de la azúcar blanquilla.

Líquidos: Un abundante consumo de líquidos es fundamental para ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas y mejorar la circulación de la sangre por el torrente sanguíneo. El agua es por supuesto la principal fuente de líquidos, pero otra forma de consumirla es en zumos de frutas, caldos de verdura, infusiones, etc. En concreto, las infusiones de té rojo o diente de león resultan especialmente beneficiosas por su acción diurética, por lo que se recomienda tomar una taza de alguna de ellas al día.

Algas: Las algas son un alimento muy completo y que trae un sinnúmero de beneficios al cuerpo. Dependiendo del tipo del que se trate pueden aportar de un 10% a un 45% de proteínas, además de que contienen aminoácidos, lípidos y grasas, ácido oleico, vitaminas y minerales (B12, Calcio y K). Dentro de sus beneficios más notables se encuentra la reducción de colesterol en la sangre, la eliminación de líquidos, la mejora de la circulación de la sangre, etc.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+