Alimentos recomendados para tratar las varices

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Alimentos recomendados para tratar las varices

Se trata de una de las enfermedades que más afectan a la población mundial. Sus efectos toman lugar sobre nuestra piel en forma de molestas “arañitas” vasculares, producto de una circulación deficiente en nuestras venas. Conocidas como várices, estas dilataciones venosas pueden evitarse a través del ejercicio diario, el uso de medias de comprensión y algunos tratamientos como las duchas de contraste y los masajes.

Sin embargo, ¿Sabías que la alimentación también juega un papel fundamental en la prevención de esta enfermedad? ¿Quieres poner en práctica una dieta eficaz para alejar las várices de tu organismo? En ese caso, síguenos.

La alimentación anti-várices

Además de evitar el sobrepeso, el sedentarismo y el estreñimiento, el tratamiento y la prevención de várices involucra una serie de alimentos muy beneficiosos para nuestro organismo, especialmente aquellos libres de sal, picante o grasas. Veamos.

La fibra contra el estreñimiento

La fibra es un componente esencial para el correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo. Además de favorecer el movimiento intestinal, este elemento participa en la formación de las heces, contribuyendo a facilitar la deposición de un modo más saludable y fácil. ¿Dónde se encuentra la fibra? Pues en las hortalizas, verduras, frutos secos, legumbres, cereales integrales, y algunas frutas desecadas como las pasas, el mango, la piña, el plátano y la papaya.

Hidratación y licopeno para tu piel

La sandía esá buenísima, es refrescante, nos hidrata y además aporta licopeno a nuestra piel. Todo eso es lo que puede ofrecerte esta frua veraniega, como podemos leer en este artículo. El licopeno, si te lo preguntas, ayuda a evitar la formación en las arterias de cúmulos de plaza. Éstas, si se forman, acaban por entorpecer la circulación de la sangre.

Antioxidantes vs. Radicales libres

Los radicales libres en nuestro organismo son causantes del deterioro celular en nuestras arterias y venas, además de que favorecen el envejecimiento prematuro. Para contrarrestarlos, nada como acudir a las bondades de los antioxidantes, pues estas moléculas poseen bondades antinflamatorias que favorecen la circulación sanguínea. El aceite de oliva, las frutas ricas en vitamina C, los tomates, la zanahoria, las espinacas, el ajo, la cebolla y la col son algunos de los exponentes más exquisitos en este sentido.

La importancia de beber abundante agua

Los nutricionistas y profesionales médicos recomiendan tomar hasta dos litros de agua al día (8 a 10 vasos). Este consejo se debe, entre otras cosas, a los beneficios que guarda el agua para depurar nuestro organismo, facilitar la circulación sanguínea y ablandar las heces para una mejor deposición. Tanto si se trata de infusiones, zumos naturales de frutas, o caldos, beber agua es un aspecto imprescindible.

Apuesta por el potasio

Algunas hortalizas como la remolacha, el brócoli o la berenjena son ricas en potasio, al igual que el banano, la cereza, la ciruela, las legumbres y los cereales integrales. ¿Cómo puede el potasio ayudarme a combatir las várices? Pues a través de sus propiedades tan importantes para evitar la retención de líquidos, la hipopotasemia, y la aparición de edemas.

La familia Omega

Los ácidos grasos polinsaturados (Omega 3 y Omega 6) son un tipo de ácido muy beneficioso para nuestro organismo, ya que permiten lidiar con los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, favorecen la coagulación, nos evitan de padecer trombos, y de manera general, optimizan nuestra sangre. Los pescados azules, los frutos secos, la margarina vegetal y algunos aceites como el de girasol o soja representan una fuente exquisita de grasas polinsaturadas.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+