Síntomas de las varices

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Ejemplo de síntomas de las varices

No resulta fácil detectar el momento en el cual se inicia el desarrollo en el cuerpo de venas varicosas, sobre todo en las extremidades inferiores y ello se debe a que por lo general se confunde con el cansancio habitual de una jornada de trabajo o del agotamiento tras las tareas hogareñas.

Resulta oportuno alertar acerca de ese primer período, cuando el dolor aparece con una sensación de hormigueo y se sienten como punzones relacionados con el cansancio y el llamado estrés muscular.

Detección a tiempo, algo esencial

Si no se detectan a tiempo, de ser venas varicosas y no darle la debida atención, terminarán desarrollándose.

En cuanto a lo que se reconoce como varices internas en las piernas, es preciso reconocer que al desarrollarse internamente, no se puede apreciar su presencia y es mucho más difícil de reconocer, pues no se evidencian pronunciamientos ni coloraciones en las piernas, por lo que los primeros síntomas se confunden más con el cansancio habitual y de ahí que prosiga su evolución sin haberlo advertido las persona.

Ha sido un problema presente en el ser humano desde siempre, de hecho, pero en otros tiempos este padecimiento era tolerado y tomado como una condición común en individuos mayores de edad.

En muchas ocasiones no se les prestaba la atención suficiente y quienes las padecían, se resignaban y aprendían a tolerar la fatiga, el cansancio, los ardores e incluso la deformidad que causa en las piernas.

¿Cómo detectar si padecemos varices?

¿Cómo detectar si padecemos varices?

Como el factor genético desempeña un rol importante en la aparición de las varices, se recomienda con el fin de prevenirlas, mantenerse alerta si en la familia se han registrado casos de este padecimiento.

Resulta un grave error que permite que se desarrollen las venas varices, pasar por alto sus síntomas e ignorar las recomendaciones sobre por qué y cómo se desarrolla ese padecimiento.

Aparición de varices durante el embarazo

Puede presentarse en la etapa en que la mujer está embarazada y desarrollan varices en las piernas por la subida precipitada de peso, la retención de líquidos, cambios hormonales y otras causas.

Generalmente, la inmensa mayoría tras el parto recobran la salud de sus venas y no presentan las molestas y antiestéticas varices.

Aparición de varices por cambios hormonales

Otra circunstancia similar, es el cambio hormonal causado por la planificación por medio de pastillas, implantes o inyecciones, en este caso, también desaparecen al suspender su consumo.

Aunque en un gran porcentaje esta afección aparece más en las mujeres que en los hombres, tanto unas como otros deben considerar como avisos de la presencia de varices cuando tengan sensación de pequeñas picadas en el interior de las piernas, hinchazón en las piernas y tobillos y pequeñas hemorragias en los tobillos y en la parte baja de la pierna.

También al advertir una sensación de ardor muscular en los músculos gemelos o ya más evidentemente, el pronunciamiento de las venas en las extremidades inferiores.

Flebitis, úlceras en la piel y dermatitis

Con el paso del tiempo, los síntomas elevan sus molestias y dolores en la medida que las venas varices se desarrollan y en casos avanzados, puede ser la causa de flebitis, úlceras en la piel y dermatitis.

Realizar una clara observación de las piernas y llevar un seguimiento de qué tan pronunciadas están, el grosor e incluso el color de las venas, resulta imprescindible.

Si no se detecta una gran evidencia visual, y los síntomas parecen claros, realiza un tacto. Para ello simplemente desliza los dedos realizando una presión leve pero constante y podrás sentir fácilmente de existir una inflamación, ya que se sentirá un trayecto rígido o pequeños bultos.

Al llegar al caso extremo en donde son perfectamente visibles los cúmulos de sangre, además de coloraciones oscuras o presencia de nudos o bultos que alcanzan a alterar la superficie de la piel o sentirse y verse bultos prominentes, se trata de venas varices muy desarrolladas, en casos muy evidentes, se debe buscar ayuda lo más pronto posible.

Las varices en las piernas son un estado anormal de las venas, en las que éstas se expanden por una acumulación extra de sangre, la cual es causada en la mayoría de casos, por una debilidad en su estructura, lo que hace que poco a poco pierdan la tonicidad de sus fibras, disminuyendo la capacidad para contraerse y dilatarse.

Los síntomas cambian al desarrollarse

Los síntomas de las venas varicosas cambian en la medida que avanza la condición, además que en algunas oportunidades, la acumulación de sangre se localiza en las venas internas, lo que hace difícil detectar la causa de los síntomas

Este mal funcionamiento de las venas provoca que la sangre no circule y se acumule fácilmente sobre todo cuando la persona permanece mucho tiempo de pie.
Se les llama también por el nombre de venas varicosas en las piernas, ya que en un gran porcentaje se presenta en las extremidades inferiores, con mayor incidencia en miembros del sexo femenino.

No obstante, pueden presentarse en los hombres y en cualquier parte del cuerpo.

No se deberán pasar por alto los síntomas y justificar esas sensaciones como resultado del cansancio normal.

Al detectar una recurrencia en los principales síntomas, resulta muy importante recurrir a un diagnóstico, más aún si se reconoce que la intensidad va en aumento, porque de ahí dependerá el alivio y se podrá evitar su progreso, al revertir el mal estado de las venas.

Foto de causas que provocan la aparición de las varices

Causas que provocan la aparición de las varices

Inciden en su aparición tanto el sedentarismo como estar mucho tiempo en la misma posición, pues provoca que la sangre no fluya de forma adecuada, por lo que se represará en las piernas, provocando la formación de venas varicosas.

También se atribuye la presencia de varices al uso habitual de zapatos de tacón alto, ya que este tipo de calzado hace que el cuerpo adquiera una postura anormal, que recarga todo el peso del cuerpo a los pies, sumando a esto que generalmente suelen ser ajustados e impiden una correcta circulación sanguínea.

Igualmente, aquellas personas que pasan mucho tiempo de pie, se exponen a que las válvulas tanto del corazón como de las mismas venas se desgasten rápidamente, lo que desarrollará la acumulación de sangre en las venas.

Influye en la aparición de este padecimiento la ropa muy ajustada, que evitarán la sana circulación.

Además, tener débiles las válvulas del corazón, es una predisposición genética que afecta todo el sistema circulatorio, ya que son ellas las responsables de bombear la sangre por todo el sistema, así que siendo débiles, la sangre no recibe el impulso suficiente para retornar fácilmente al corazón, por lo que un porcentaje de sangre se acumula en las extremidades inferiores.

Hábitos de vida sana

Se pueden, sin embargo, controlar la aparición de las venas varicosas con sanos hábitos en la actividad diaria así como estilo de vida.

No dejarse ganar por adicciones al tabaco, el consumo de alcohol, las grasas saturadas y en general evitar todos los alimentos que elevan el colesterol, los triglicéridos.

Debes tener en cuenta que controlar el sobre peso, es una buena forma de evitar la formación de las molestas varices.

Hacer ejercicios, al menos andar unos 20 minutos diariamente y también montar bicicleta, así como realizar alguna ejercitación que favorezca la circulación sanguínea.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+