Cómo elegir unas buenas medias de compresión para varices

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

La insuficiencia venosa es una enfermedad vascular que afecta a las arterias o venas. Es un problema que va apareciendo con mayor frecuencia al llegar a cierta edad. Las medias de compresión para varices son una opción para minimizar sus efectos cuando ya las hemos desarrollado en las piernas gracias a sus efectos terapéuticos y preventivos que mejora la circulación sanguínea de las piernas.

El problema es que no todas las medias de este tipo nos servirán de la misma manera, por eso te traemos este artículo en el que queremos explicarte la diferencia entre las distintas medias de compresión para varices que existen y cuál es la forma de elegir las que mejor te vayan a funcionar.

Por qué usar medias de compresión para varices

La insuficiencia venosa crónica como problema de salud afecta a casi el 30% de la población española, con una mayor incidencia en las mujeres, como nos indican desde VariCenter Valencia, centro especializado en el tratamiento de varices. Se debe a un mal funcionamiento del sistema circulatorio, que es el responsable de la creación de varices en las piernas. Suelen provocar síntomas molestos como pesadez e hinchazón de piernas que se ve empeorado cuando se pasa mucho tiempo de pie o en épocas de calor, y también en picor, debilidad o calambres nocturnos.

Utilizar las medias de comprensión para varices tiene notorios beneficios sobre la salud vascular, ya que tienen un doble efecto preventivo y terapéutico. Están encaradas no sólo a personas que padecen de varices, sino a aquellas que por su actividad profesional pasan una gran cantidad de tiempo de pie o sentadas, a aquellas que retienen líquidos o a personas que han pasado por intervenciones quirúrgicas, además de a embarazadas.

Su mecanismo de acción es muy simple: aplican presión en la parte externa de determinados puntos de las piernas, haciendo que sea un proceso decreciente hasta el muslo, aproximadamente. Además, permiten que la sangre circule mejor, por lo que podrá ascender hasta el corazón sin tantos problemas. Por otro lado, también actúan como compresoras de las venas, haciendo que éstas no puedan dilatarse aún más, por lo que no almacenarán grandes cantidades de sangre en su interior, como lo hacen sin las medias.

Qué tener en cuenta antes de comprar medias de compresión para varices

Es importante elegir no sólo la talla adecuada, sino también el modelo y el grado de compresión, detalles que variarán de un paciente a otro. Según el grado de la enfermedad en el que te encuentres, necesitarás un nivel u otro de compresión, por lo que deberás tener este aspecto en cuenta.

Medias de compresión ligera

Son las que se recomiendan para las personas que tienen las piernas cansadas y también para aquellas personas que, pese a que todavía no tienen varices, tienen una predisposición a desarrollarlas. También están orientadas a mujeres embarazadas y a aquellas personas que pasan largas jornadas de pie o sentadas y que ya presentan las conocidas como arañitas varicosas.

El uso de las medias de compresión ligera en estos grupos de personas hace que la circulación sanguínea mejore, aliviando la sensación de cansancio de las piernas.

Medias de compresión fuerte

Este tipo de medias con un grado de compresión mucho mayor que el anterior están indicadas para las personas que cuentan con molestias mucho mayores en las piernas o para aquellas que ya han desarrollado varices y que, además, éstas son especialmente alarmantes o graves.

Muchas personas tienden a pensar que, a una mayor presión, mejor será y más beneficios aportará. Pero lo cierto es que las medias de compresión fuerte sólo están pensadas para ser utilizadas por los grupos de personas a las que se indican y, por supuesto, siempre será mejor consultar con un médico o especialista. Además, sólo con unos cuantos minutos al día ya actuarán de forma efectiva.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+