Liposucción y varices

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Liposucción y varices

Cada vez son más las mujeres que quieren estar siempre guapas, de aquí que la liposucción cada vez sea usada por más mujeres para conseguir una figura más bonita. Además, muchas mujeres apuestan por eliminar las varices y conseguir un cuerpo perfecto tras las intervenciones oportunas.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es un proceso quirúrgico a través del cual se extirpan cúmulos de grasa a través de pequeños orificios con una medida inferior a los 2mm. Gracias a esta técnica, se puede eliminar la grasa de diferentes partes del cuerpo con la ventaja de que las cicatrices son muy pequeñas, por lo que a simple vista no se notarán.

Esto quiere decir que si te sometes a una liposucción a través de un profesional, podrás conseguir disfrutar de muy buenos resultados. En cambio, si vas a una clínica clandestina, los resultados no serán positivos y tu experiencia no será buena.

¿El tratamiento es doloroso?

Si acudes a unos centros especializados en liposucción, te podrás dar cuenta de que la cirugía no es para nada doloroso.

Debes tener en cuenta que para evitarte cualquier tipo de dolor, previamente se te anestesiará con anestesia local, es decir, no vas a notar nada durante la intervención, a pesar de que en todo momento estarás despierta. En el caso de que el profesional tenga que extraer grandes cantidades de grasa, entonces si que sería necesario anestesia general, aunque solo se pone en los casos más extremos.

¿Quedan cicatrices por culpa de la liposucción?

La respuesta es sí, quedan cicatrices realmente pequeñas. Estas son inferiores a los 2mm, por lo que no las notarás ni te harán perder belleza. Es más, si no le dices a nadie que las tiene, nadie se podrá dar cuenta de ellas, es decir, en cierta manera es como si casi no existieran.

Por otra parte, el especialista siempre suele hacerlas en zonas que sabe que más tarde no se van a ver a simple vista, como por ejemplo en los pliegues cutáneos.

¿Cómo es el postoperatorio?

Realmente es sencillo y en la gran mayoría de casos no suele presentar ningún tipo de problema. En este caso notarás como la zona tratada estará inflamada durante los primeros días. Eso sí, según vayan pasando los días, la inflamación irá disminuyendo.

Para que te hagas a la idea, durante las 3 primeras semanas la zona estará hinchada, aunque según vayan pasando los días la hinchazón se irá rebajando. Y recuerda, hasta que no pasen unos 6 meses, no notarás los resultados finales, momento en el cual te darás cuenta de si el profesional ha realizado un buen trabajo o no.

¿Los beneficios son permanentes?

Una de las dudas más frecuentes es si los efectos son permanentes o en cambio la grasa eliminada se puede recuperar con facilidad. Si te haces esta pregunta, debes saber que la célula grasa una vez extraída no se recupera. Es decir, si la liposucción se ha realizado de manera correcta, la grasa en esa zona tratada no debería volver a aparecer.

¿Puedo hacerme una liposucción si tengo varices?

La respuesta es sí. Es más, si te haces una buena liposucción lo que estarás haciendo es disminuir el peso de tus piernas, por lo que mejorarás la circulación de la sangre y por ello conseguirás que las varices se reduzcan de manera importante. Eso sí, si tus varices son muy grandes, entonces deberás consultar al profesional para que estudie tu situación y te indique si tu salud no corre riesgo a la hora de realizarte una liposucción.

Y recuerda, una vez que te hayas recuperado de la liposucción, siempre podrás eliminar a través de láser tus varices y conseguir unas piernas preciosas.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+